lunes, 23 de febrero de 2009

Un aviso, mal gusto o ganas de tocar las narices…

Imagínate que vas invitada/o a casa de un amigo y te encuentras con esta imagen en el techo más entrar por la puerta…….. ¿Qué harías?


Decides quedarte, bien, ahora te entran unas ganas terribles de ir al baño y cuando abres la puerta, te da un vuelco el corazón viendo por la decoración del suelo que se ha decantado este buen amigo…. ¿Qué harías?


Yo diría que ese amigo es un “cabronazo” y es una forma de quitarse las visitas de encima, jajaja

15 comentarios:

Fair Lady dijo...

Yo no iría al baño, tengo vértigo!!! Prefiero hacerlo detrás de un árbol que entrar ahí, jajaja

SUSANA dijo...

Aggggrrrrr!!!!
Pero este tipo ignora las más elementales normas de urbanidad!!!
Qué horror!

Yo le pintaría un cocodrilo en el mingitorio!!!!

Vamos por el árbol!

Besazo Diosaaaaaaaa!!!

Antonio dijo...

Jajajaja imáginate ocupar el wc a esa altura, es igual como el gobierno (los de arriba cagan a los de más abajo).

Un besito Fair Lady.

Fair Lady dijo...

jajaja Susana, pero yo pondría uno vivito y coleando para que le muerda mismamente en sus "joyas" cuando abra la tapa!!

Un besito guapetona

Fair Lady dijo...

JUAJUAJUA Martin, cuanta razón tienes, que me meo de la risa, pero no voy a entrar al baño, eso no, ehhhhhhh

Un besazo corazón

Marinel dijo...

Ostras!!! estas imágenes me las enviaron a mí por correo, que yo reenvié a mi vez...
Son impresionantes,¿verdad?
Ni loca entro yo en ese baño,jajajaj o en ese lugar que parece un nicho...ufff
Lagarto,lagarto!!!
Besos.

Calvarian dijo...

Cabronazo pero original, y quizá hasta divertido. Ver la cara del invitado no debe tener precio. jaja

Besix

Bowman dijo...

Querida Fair, siento discrepar...

¡La idea del baño me encanta! (y seguro que a nuestra querida Airblue tambien)
Eso sí, tendría un problema: estaría tantas horas sentado en la taza que empezaría a sufrir de hemorroides (con perdón) ja, ja.

La primera foto sí que me da repelús.
¡Un sacerdote! ¡Un entierro religioso! ¡Arghh!... ¡sería capaz de resucitar de mi tumba y cogerle por el cuello! ja, ja, ja.

Mi hermano se empeñó en una cortina de baño con la imagen de la sombra de la madre de Norman Bates (¿Habéis visto Psicosis, de Hitchcock?), con su bata, su moño y su cuchillo. Se puso tan pesado y cabezón que su mujer pasó por el aro.
¿Conseguiré que mi parienta me deje pintar así el suelo del baño? No creo.

Küssen mein Schatz

Jerusalem dijo...

¡Que buena idea que me has dado!
Mi vecina la nervios está debajo mia.... y el baño queda genial jajajajajaja

Elisabeth dijo...

con la primera imagen ya no voy mas a casa de mi amigo y la segunda me da vertido asi q al baño mejor voy en casa jejejeje


besitoss

Adrisol dijo...

ni loca entro a ese baño!!!!!!!!!!!!!!!!!
me voy a los yuyos, que sé yo..............jajajaja

un abrazo, diosa

Airblue dijo...

Halaaaaaaaaaaa Fair, qué increíble, pero no me negarás que es original..... Lo del baño puede ser una gran idea para que las visitas no te dejen el "recuerdo", es algo que no soporto,luego hay que dar con el "Pato WC" bien fuerte.

Lo que no me explico es cómo lo ha pintado, hasta los tubos del radiador están flotando.

Original, si señor!!!

Fair Lady dijo...

La imaginación no tiene límite, chicos!! Realmente asombroso a la vez que admiro el que tenga los "güewis" de pintar esto en su casa, jajaja

Bowman, a casa de tu hermano no iría ni borracha, arggggggggg qué horror!! La película me encanta, pero luego me tiro toda la noche mirando bajo la cama, detrás el sofá, el baño..... vamos, para no pegar ojo!! Mira que tiene estómago tu cuñada...

Besos a todos y cuidado a quién visitáis, jejeje

Natacha dijo...

jajaja. Pues me parecen muy originales. En principio, creo que la de la tumba era para ponerla en una sala de fumadores, jaja. Qué mala leche...
Un beso, mi niña.
Natacha.

Fair Lady dijo...

Un rato mala sí eres Coletis... Si ve esto mi jefe, seguro que lo pinta en el techo de la ofi, jajaja... y eso que fumo dos cigarillos al día y en la terraza!!! Estos ex-fumadores... la leche, jajaja

Un besito reina