martes, 10 de junio de 2008

Nuestras queridas Mascotas

¿Quién no ha tenido una mascota alguna vez?

Quería presentaros a mi otra familia, la “peluda y de cuatro patas”. Algunos ya no están entre nosotros, pero siempre estarán en nuestros recuerdos. Se conforman con poco, son agradecidos, nobles, defensores y protectores, pero sobre todo, nuestros fieles amigos hasta la muerte. Incluso saben consolarte cuando estás bajo ánimos, intuyen cualquier anomalía en nuestras vidas cotidianas. Ellos son nuestras queridas mascotas.




















... y vosotros ¿tenéis mascotas?

45 comentarios:

Natacha dijo...

Fair, vaya colección... son todos preciosos. Esta es mi debilidad... adoro cada bicho.
Tengo dos como bien sabes, dos gatas, una negra común que se llama Clara (jeje, fue una gracia de mi hijo) y otra persa azul, que se llama Emilia, como mi madre.. jeje.
Un besito, preciosa

Natacha.

Bowman dijo...

Bonita colección de compañeros, Fair.

Mis padres trajeron un par de jilgueros cuando era pequeño, pero uno se escapó el mismo día y el otro al día siguiente...

Mucho más adelante, trajeron periquito (Kaito). Me encargué de adiestrarle, intenté hacerle hablar y no se le entendía nada, pero nos pegábamos unas charlas estructuradas de preguntas-respuestas, ja, ja. Además hubiera sido un buen bajista de una banda, porque le ponía música y hacía unas líenas de bajos increíbles. Golpeaba la puerta de la jaula cuando quería salir y se la abríamos. Estaba suelto por la casa y se metía el sólo otra vez por la noche o cuando quría comer. Los masajitos que nos hacía con el pico en la nariz eran increíbles (sí, cerca de los ojos, jamás osó hacernos daño).

Luego tuvimos una perrita (Chiqui). Cuando los hijos nos fuimos yendo paulatinamente de casa, se quedó con mis padres hasta que, con 14 años sufría tanto (estaba malita) y tan vieja la pobre que hubo que acudir al veterinario y despedirla.

Me dió tanta pena perder a estos compañeros que decidí no tener animales. Pero ya casado, pusimos un tanque de 100 litros con peces tropicales. Desde hace tiempo, cuando murió el último, no hemos vuelto a repoblarla, pero sigue en funcionamiento, por si un día nos decidimos.

angelica dijo...

es tan bonito y tan valioso,considerar que un perro o un gato es un miembro mas para la familia,a pesar de que no hablan,nos expresan su amor y su agradecimiento con caricias, para mi no hay nadie mas fiel que una mascota,están divinos todos y aun que no estén algunos, sigue en nuestro recuerdo
un abrazo

Tork dijo...

Vaya que tienes muchas mascotas y me alegro de los que queden los disfrutes junto a tu familia, yo antes en la otra vida (cuando estaba casado) tenía una mascota un Pastor Belga muy lindo y grande, lo cuidé hasta que murió de viejito y a la fecha no he podido tener otro porque el depa es muy chiquito y la ley de condominios etc. puros problemas.

Un besito Fair Lady.

Fair Lady dijo...

Natacha, menos mal que no eres supersticiosa!! Cuando en la calle se me cruza un gato negro por la izquierda hago la vista gorda como que no le he visto, jajaja
Para que veas lo que son las historias sobre los gatos negros, pero en realidad, jamás me ha pasado nada malo y veo que tú lo llevas muy bien:-)

Un besito guapa

Fair Lady dijo...

Bowman, desde muy pequeñita, tendría unos 3 años, hemos tenido todo bicho en casa. Mis padres me inculcaron su amor por los animales desde temprana edad. No recuerdo un día sin animales en casa. También tuvimos jilgueros, canarios, periquitos. Recuerdo incluso un día traje una caja llena de ratones blancos, ahí mi madre si que pegó el grito al cielo, jajaja

Bueno, espero que algún día llenes esa pecera o dale uso como terrario, qué tal una serpiente:-)... me encantan

Besitos corazón

Fair Lady dijo...

Angélica, lo único que les falta es hablar, serían los compañeros perfectos, incluso a veces mucho mejor que algunas personas!!
Me alegra saber que los consideras de la familia. Sabes, cuando conocí a mi marido le dije "el lote está compuesto por mí y mis dos perritas, o lo tomas o lo dejas".... y tomó todo, jajaja

Un beso enorme

Fair Lady dijo...

Tork, lamentablemente ya sólo me queda la cobayita Rosi, aunque estoy intentando convencer a mi marido para hacernos con un perro, las niñas están locas por uno, ya que se criaron con mis dos perras y era digno de ver. Las peinaban, las achuchaban, les hacían cualquier perrería y jamás se han revelado en contra. Por eso tampoco entiendo cómo puede haber gente que maltrata los animales, si son lo más noble que existe.

Un besito Tork

Bowman dijo...

Ay, los ratones blancos...
Mi hermana es bióloga y se traía los "sobrantes" del laboratorio a una jaula en su habitación. Siempre le decía que me sorprendía que les hiciera tantos mimitos y luego los destripara (no vivos) en el labo. Me comentaba que lo del labo tenía que hacerlo por obligación pero que, si no se traía a casa los "sobrantes", los iban a sacrificar y no podía soportarlo. Al menos nunca hacía vivisecciones, uf.

Y se me olvidaba, también tuve varias veces gusanos de seda (mi madre los odiaba). La de veces que me habré caído del árbol al recoger hojas de morera... :)

SILVIA dijo...

que bellezas de mascotas , yo amoooooo a los animales son nuestros fieles amigos , yo tengo 2 perros uno se llama PANCHO y el otro LUNA 1 tortugita llamada MANOLA , 6 peces, y 2 pajaritos llamados GARDEL Y ZOE

TE DEJO UN FUERTE ABRAZO

Fair Lady dijo...

Bowman, aunque me encantan los reptiles, sobre todo la serpiente como te he dicho... no podría darles nada de comer que estuviera vivo y coleando:-) Tendría sólo de los que comen insectos disecados, jajaja

Silvia, pero si sois familia supernumerosa!!! Supongo que tendrás una casa bastante amplia para toda la tropa:-) Diversión asegurada con tus hijos!!

Un besito guapa

Leznari dijo...

Bonita colección de animalitos....yo tengo una canario Snoppy, es ya viejito pero me conoce un montón y cuando me ve me pia, me encanta. No entiendo a la gente que les puede hacer daño.
Saluditos.
LEZ

Fair Lady dijo...

Hola Lez, en efecto, incluso el más pequeño se hace notar. Mi cobayita en cuanto entro por la puerta, grita, se alza a dos patas y ya sabe que le voy a dar una golosina :-)

Que gracioso el nombre Snoopy para una canario, siempre lo relacionamos con un perrito, jajaja

Un besito

Aguabella dijo...

Me encantan los animales tengo a mi Queko, cañiche enano al que adoro.

Son preciosas las mascotas que has puesto pero Barry el Punki y Kika me parecen adorables.

Un besito

Fair Lady dijo...

Aguabella, Barry el Punki era riquísimo, además te miraba con esos ojitos de pena que estaba para comérselo. Sabes que imitaba todo lo que hacían mis gatos, se subía igual que ellos al respaldo del sofá, lo único, cuando se subían al calor de la televisión, ahí ya no llegaba el pobre, jajaja

La perrita Kika era de mis padres, no podía darle un beso a mi madre sin que me gruñiera o ladrara, menuda!!

Un besito guapa

Elsis dijo...

Hermosas tus mascotas, yo tuve varios perros y una gatita preciosa que cuando tenía hambre rascaba la puerta de la heladera.
Sufrí mucho cuando los perdí, ahora lo único que tengo es un gorrión que viene todos los días para que le de miguitas.
Te preguntarás como se que es el mismo, porque le pinté una uña con esmalte y hasta come de mi mano.

Besitos, muñeca!!

Morgenrot dijo...

Son precisos.

No puedo tener animales porque vivo en un piso y creo que un animal necesita su espacio, vamos, una casa.

En mi piso ya no cabe nada ni nadie más...

Besos fuertes

Jorgelina dijo...

Adoro a los animales!!
Tengo una perrita coker negrita de 14 años..esta viejita pero feliz.
Lindo fin de semana

Caco dijo...

¡¡ Qué grande Barry !! Es, como los define perfectamente una amiga mia, un perro-persona. Esos perros que tienen una cara absolutamente humana. Vaya pieza...
Sabía yo que me había encontrado con una persona cojonuda desde el principio y esto es el doctorado. Quien quiere a los animales ya tiene un 75% de mi corazón ganado.

Las mías ya las conoces pero te diré que he tenido más de 30 pastores alemanes que he regalado previa entrevista a las familias adoptivas y otro tanto con los labradores retriever.
Cuando decidáis lo de tener perro dame un toque antes de haceros con él porque cada poco tiempo regalo cachorros de labrador de un amigo.

Besos

Airblue dijo...

Pues yo no voy a ser menos!!!!! Siempre tuve mascotas, de niña mi perrita Kety, estoy con ella en un post, nos la quitaron, alguien se la llevó y jamás lo entendí. Después Gol, un perro de caza precioso al que mi padre pintó. Se perdió en una cacería y a los tres días volvió habiendo recorrido unos cuantos kms. Mi pequeño Luky, un melenas precioso, vivió 12 años, era de mi hermano, añgún día contaré la historia porque cuando murió en accidente de tráfico, el perrito se pasaba horas en su habitación esperándole.
Ahora tengo dos agapornis, la hembra dice tres palabras, listísima, es que no puedo tener otra cosa que pájaros porque mi hija es alérgica al pelo de los animales.

Un beso Fair Lady y bonitas mascotas.

Pere dijo...

Por Dios!! Cuntos tienes??
Yo desde que se murio nuestro perro Sharpey Chino y vi la que se armó en esta casa ( era un duelo)dije que no entraba un animal más..y hasta ahora.

Airblue dijo...

Te habia escrito un comentario pero ha desaparecido, Fair.

Desde niña tengo inculcado el amor por los animales. Siempre ha habido mascotas en casa, tres perros inolvidables, el último un precioso lanitas que compró mi padre para hermano y que cuando él murió con solo 19 años, el perrito pasó mucho tiempo subiendo a su habitación y se quedaba en la puerta esperando o percibiendo "algo", porque su rabillo se movía costantemente y aquella habitación estaba vacía.
Ahora solo puedo tener en casa dos agapornis, solo pájaros, porque mi hija es alérgica al pelo de los animales.
La hembra dice tres palabras y es listísima.

Tus mascotas también son preciosas.

Un beso Fair Lady.

Fair Lady dijo...

Jajaja Elsis, vaya ocurrencias pintarle la uña!! Sería gorriona

Morgenrot, lo mismo me ocurre a mí, tendría la casa llena de bichos si tuviera espacio, así que, nos cogimos la cobayita que ocupa poco, algo es algo:-)

Jorgelina, el cocker me encanta. Mi "Lady Scully" era una preciosidad, encima presumida con sus largas orejas rubias:-)

Un beso enorme a las tres

Fair Lady dijo...

Ay, Caco, un labrador, que rico, además siempre que veo uno por la calle me tengo que parar y acariciarlo, es que son como de peluche, qué ricos!! Por supuesto que te avisaré en cuanto haya convencido a mi media naranja, jejeje.

Barry era lo más fiel y amigo que uno se puede echar a la cara.

Me parece estupendo que hagas entrevistas, nunca se sabe con qué clase de personas acaban. La mayoría de mis mascotas las he recogido de la calle o de una perrera antes de tener un final trágico. Mi madre siempre decía: niña, no tienes remedio!!

Un besito Caco

Fair Lady dijo...

Air, que no se ha perdido el comentario anterior:-)
Pues sí que has tenido mascotas!! De momento mis niñas no son alérgicas y espero que nunca, sería mi tragedia, jajaja, aunque mi hermano se convirtió en alérgico a los gatos con 36 años, menuda pena cuando tuvo que regalar los dos suyos.

Los agapornis salían en la peli de Hitchcock Los pájaros, verdad. Dicen que hay que tenerles en pareja porque solos podrían morirse de pena, es cierto?

Un besito Airblue

Bowman dijo...

Curioso. A mí me pasa lo mismo que a otros con las alergias. Mi media naranja sufre con el pelo de los animales (sobre todo de los gatos). Eso me impide tener un perrito (aunque vivo en lo que yo llamo "la casita de Pin y Pon" y apenas cabemos nosotros. Difícil sería tener un animalito, por no decir inhumano.

Fair Lady dijo...

Pere, ya sólo me queda la cobayita Rosi-2, pero mis hijas y yo estamos locas por tener un perro, pero ahí ya entra mi marido en juego, jejeje.

Es muy triste cuando muere una mascota y más si ha pasado toda su vida contigo, pero no concibo la vida sin un animalito a mi lado, ya sea grande o pequeño. Me crié con ellos y seguramente moriré acompañada de ellos:-)

Un besito corazón

Por cierto Air, cuando murió mi abuela, nos la deseamos para sacar a su perrita de la habitación, se pasó una semana a los pies de la cama, fue muy triste. Menos mal que los vecinos se hicieron cargo de ella.

Fair Lady dijo...

Bueno Bowman, siempre quedan los peluches, a no sea que tu mujer también les tenga alergia, claro. Por cierto, también tengo una buena colección de ellos, jajaja. Mi marido me regaló a Gizmo (personaje de Gremlins) que mide 1,50m!!

Un besito

Bowman dijo...

Claro Fair... como la peque ya no es tan "peque", recuerdo haber regalado bolsones enormes de peluches para los niños pobres en una parroquia. Teníamos MONTONES (amén de 15 Barbies). No hay nada como ser hija única, desde luego ;-)

Kussen

P.D.: Su favorito era un perro que daban en su día con el papel higiénico scottex. No se separaba de él jamás. Acabó pareciendo una balleta, y requirió varios trasplantes de rabito (con aguja e hilo), porque se fue deshilachando...

Fair Lady dijo...

Bowman, el perrito de Scottex es precisamente el Labrador del que habla Caco y que me encanta!!!

Soy cliente fijo en la parroquia de mi casa!! Cada vez que voy, llevo unas 5 bolsas de comunidad llenas de peluches y otros juguetes. Guardo los peluches a los que tengo especial cariño y no son pocos, jajaja

Küsschen

Bowman dijo...

Pues el golden retriever es uno de los mejores perros cuando hay niños en casa (por eso lo usan en el anuncio de Scottex). Son lo más pacientes con ellos, sobre todo cuando los niños son pequeños y no controlan sus "impulsos" asesinos. Estos perros, ya adultos, aguantan todas las "perrerías" que los niños les hacen, sin defenderse ni contratacar Parecen conocer el valor de los "cachorros de hombre" para el "amo" o "ama". Y sólo dan cariño y fidelidad sin fin. Son nobles como sólo ellos pueden serlo. Al menos todos los que he conocido.

A ver si convences a tu marido. Aunque sea dile que le pondréis de nombre "Breogán" a ver si cuela ;-)

Grossen Kus

Fair Lady dijo...

jajaja Bowman, ten por seguro que algún nombre gallegiño le pondrá!!! Además, si es a mi favor, como si le pone uno en chino, el caso es que cuele:-)

Airblue dijo...

Sí Fair, suelen estar siempre en pareja, pero tuve que separarles porque la hembra se adueñaba de todo.
Estoy muy triste Fair, Peter, el macho se me está muriendo. Acabo de llevarle al veterinario y no tiene solución. No paro de llorar. Quizá con la inyección que le ha puesto se produzca un milagro, pero no tengo esperanzas. Lleva con nosotros 10 años.

Es muy triste amiga.

Nuria dijo...

Que repotaje fototgrafico tan bonito Fair.
Me han encantado tus bichitos.
Yo tenía un perrito y lo echo mucho de menos.

Gracias por comentar en mi blog de entrevistas. Siempre son de agradecer tus amables comentarios.

Un abrazo

Fair Lady dijo...

Vaya Air, una noticia muy triste, me acaba de cambiar la cara... Te entiendo perfectamente, siempre esperamos un milagro en estos casos, aunque sabemos que lo más probable es que no suceda, aún así, nos aferramos a una pizca de esperanza porque se les coge mucho cariño y se les considera uno más de la familia, aunque hay personas que no entienden tal consideración, en ese caso, no tienen el más mínimo corazón. Espero que Peter se recupere pronto.

Un abrazo enorme

Fair Lady dijo...

Hola Nuria guapa, me alegro verte por aquí. No tenía ni idea de tu nuevo blog, me ha gustado, muy interesante:-)

Siempre se echan de menos, no hay amigo más leal y fiel que nuestros bichitos. Ellos nunca te fallarán.

Un besito corazón

Bowman dijo...

En efecto, Fair, no hay nadie más agradecido que tu perro (los gatos son un poco más suyos). Da igual el día que han tenido, nadie se alegra más ni te recibe con tanta alegría como tu perro cuando llegas a casa. Ni tus padres, ni tus hijos/as, ni tu pareja...

Algunos dicen (yo también lo he dicho en su día) el famoso refrán:
Mueve el rabo el can.
No es por tí,
es por tu pan

Pero aunque fuese así cierto, el efecto es el mismo. Sigo recordando cómo me recibía mi perra cuando llegaba a casa. Daba igual si llegaba contento, triste, cabreado y de mala leche,... siempre estallaba en saltos, ladridos, alegrías y saludos como si entrase el hijo pródigo. Si hay alguien que te quiere así, sólo puede ser tu mascota, ja, ja.
:)

Fair Lady dijo...

Bowman, aunque los gatos son más ariscos, te puedo asegurar que transmiten el mismo afecto que un perro. Está claro que no son igual de efusivos, no saltan ni mueven el rabo con tanto ímpetu, pero te acarician la pierna a su paso con su cola, se acurrucan, te hacen arrumacos con el hociquillo y ronronean, te puedo asegurar que hace el mismo efecto. De todas formas mis dos gatos Chipsy y Mitch eran como perros, imitaban a Barry, traían el palito en la boca y corrían detrás de la pelota, jajaja

Me hace feliz que tengas tan buena consideración hacia ellos, al igual que todos mis amigos lectores.

Un besito Bowman, y gracias a todos por vuestro cariño para con nuestros amigos peludos.

Bowman dijo...

Pues a todos los que aman los animales, iba a recomendarles uno de mis libros favoritos, que tengo en casa ya destrozado de las veces que me lo he leído.

Pero he investigado y está completo en un pdf, en la web. Podéis descargarlo e imprimiro, o leerlo de la pantalla:

Konrad Lorenz
Hablaba con las bestias, los peces y los pájaros

(quizás, Fair, tu lo quieras leer en su edición original Er rédete mit dem Vieh, den Vogeln und den
Fischen
ja, ja, pero no lo tengo)
También llegó a titularse "El anillo del rey salomón" (al menos en su edición inglesa).

Konrad Lorenz, austriaco, fue Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1973. Famoso por sus trabajos sobre el comportamiento animal. Su dedicación a los animales es increíble... y su casa en Altenberg debía ser el paraíso de los que aman rodearse de todo tipo de bichos... incluso llegó al extremo de, como algunos animales podían ser peligrosos para su hijo pequeño, construir una jaula... ¡para meter dentro al niño! ja, ja.

Siempre recomiendo este libro a cualquier amante de los animales. No tiene precio... aunque se encuentra en saldos y baratillos (yo lo compré en el Rastro madrileño). De todas formas, podéis acudir al enlace que he puesto arriba. ¡Que lo disfrutéis!

Küschen

Fair Lady dijo...

Bowman, gracias por tu recomendación e investigaciones para darnos a conocer el libro. Me he guardado el pdf, estoy segura que es interesantísimo, sobre todo por el ingenio del autor en meter a su hijo en una jaula, jajaja

Grossen Kuss

Airblue dijo...

Fair: estoy contenta. Peter está mejor, le tengo que dar papilla con una jeringa porque tiene un problema neurológico y le pasa poca comida por la entrada del buche, pero al menos ya no está tan débil y ha superado las 24 horas. Lleva con ataques epilépticos desde hace tres años y tengo un veterinario tan bueno que me lo ha mantenido hasta ahora.

Un abrazo para ti entero.

Caco dijo...

Todo el mundo habla siempre de lo mal que se pasa, yo el primero, y no del tiempo que nuestro perro nos regala. Yo ante la posibilidad de perder a Zarpa me tiré, literalmente, 48 horas llorando luego salió y aquí está. Unos me handurado 17 años, otros murieron jóvenes pero el dolor insoportable pasa a los pocos días ( sobre todo teniendo un nuevo perro) En cambio nos ha dado años...

Qué diferencia: un perro en el chiringuito se acerca a una mesa, mueve el rabo, y le dan de comer. Yo, hago lo mismo... y me denuncian por acoso...

Fair Lady dijo...

Air, no sabes cuánto me alegro por Peter y por ti!!! Me ha cambiado la cara, pero esta vez refleja una gran sonrisa. Esa mejora quiere decir que él aún no tiene ganas de dejarte:-) Mímale mucho.

Un beso enorme

Fair Lady dijo...

Jajaja Caco, deja el rabo quieto e intenta acercarte sólo con el hociquillo!!!

Me acuerdo cuando Zarpa estaba fatal y tú peor que ella, menos mal que vuelve a ser la glotona de siempre:-) Recordarás cuando enfermó una de mis cobayitas, lloré ríos en el veterinario cuando me dijo que no tenía solución más que dormirla. Es muy triste.

Un besito Caco

Ana dijo...

Si, uno de lo "amores" de mi vida; se llama Wallas y es un caballo alazán, precioso y noble, enorme y con mucha "sangre" (como se dice en ese "mundillo"). Hay una foto de él en mi blog y también un relato´; es de lo mejor que tengo; no veo el momento de montarlo el sábado.

Besos